Tenga cuidado con volver a caer en las ‘pirámides’

No items found.

Superfinanciera ha advertido sobre 17 firmas no vigiladas
Superfinanciera ha advertido sobre 17 firmas no vigiladas

David Murcia Guzmán es un nombre que los colombianos no olvidarán en muchos años. La caída de DMG en 2008 y las más de 200.000 víctimas que dejó esta pirámide, además de todos los escándalos y procesos judiciales que vinieron con este proceso, incluida la extradición de Murcia, deberían haber sido escarmiento suficiente para otras “pirámides” y para quienes participaban en ellas. A pesar de eso, ocho años después, este esquema de negocio ilícito sigue vigente.

Hasta la fecha, la Superintendencia Financiera ha descubierto 17 firmas que están incurriendo en conductas dudas, 12 de ellas  operan sin vigilancia de la entidad y 5 consisten en esquemas piramidales. De ambas formas, incurrirían en captación ilegal de dinero.

El modus operandi de algunas firmas es copiar las marcas de entidades avaladas por la Superfinanciera, con el fin de captar recursos a su nombre. Este es el caso de Macrofinanciera Compañía de Financiamiento Filial de Multibanck, que usó un nombre semejante a Banco Multibank S.A., el cual sí está autorizado para funcionar y captar recursos del público en Colombia.

Sobre esto, Daniel Castellanos, experto en banca, aseguró que se hace para “causar confusión en la gente sobre cuáles entidades están verdaderamente vigiladas, utilizando nombres similares o formas gráficas a las empresas que están autorizadas”.

De otro lado, compañías como Multifinanciera Colombiana y Extracrédito-Crédito al Instante se aprovechan de los consumidores pidiendo un pago anticipado previo al supuesto desembolso de un crédito.

En el caso de las pirámides, envían correos electrónicos invitando a las personas a inscribirse con montos entre $50.000 y $100.000 que deben ser girados al administrador que dirigió el correo electrónico, sin determinar quién es la cabeza del negocio.

Sobre esto, Beatriz Londoño, coordinadora del Grupo de Prevención de Captación Ilegal de la Superintendencia Financiera  comentó que “las ‘pirámides’ están operando mediante el uso de mecanismos que no permiten identificar a la persona ante la cual pueden reclamar o contra quien formular las denuncias, toda vez que emplean sitios virtuales para el envío de las invitaciones”.

Aún más grave es el caso de las sociedades que figuran con las siglas DMG, que reviven el fantasma de la última gran ‘pirámide’. La Superfinanciera aseguró en un comunicado que “la única actividad legal con respecto a dicha denominación es la que realiza la agente liquidadora designada por la Superintendencia de Sociedades”.

Generalmente, las firmas manejan volantes o formularios en los que afirman ser vigiladas por las autoridades, por eso se recomienda “corroborar la dirección física y la identidad real o la legalidad de la empresa, ya que muchas veces estos no hay contacto personal”.

Según los expertos, en algunos casos  estas sociedades cumplen los requisitos más básicos de conformación de una compañía, como el registro de Cámara de Comercio.

¿Por qué vuelve a caer la gente?

“El nacimiento de las pirámides se debe a las restricciones en el acceso a la banca formal para ciertas poblaciones”, resaltó Luis Carlos Guzmán, director del departamento de Economía de la Universidad Central.

Según el experto, los bancos están manejando tasas de interés muy altas que son imposibles de manejar por personas de escasos recursos.

A parte, “es gente con una información y educación financiera bastante baja. Entonces, usualmente no entienden que cuando hacen promesas de alto rendimiento vienen acompañadas de riesgos mayores”, explicó Castellanos. 

De igual forma, las personas pueden desconocer que hay toda una serie de implicaciones legales con solo dar el dinero y convocar a más gente. Sobre esto,  Londoño recordó que “tanto la persona que recibe el dinero, como la que se vincula, haciendo el aporte e invitando a las demás para que así mismo se inscriban están incurriendo en una captación no autorizada de dineros del público, lo que acarrea consecuencias en materia administrativa y penal”.

Ahora las autoridades están desarrollando mecanismos de investigación de fraude electrónico, pero el proceso es difícil porque pueden permanecer bajo el anonimato, indicó Castellanos.

Entre 10 y 20 años de prisión por ser parte de pirámides

El 12 de noviembre de 2009, el Congreso decretó modificar el artículo 316 de la Ley 599 de 2000 sobre captación masiva y habitual de dinero, para  establecer que quien tenga cualquier tipo de participación en este delito incurrirá en prisión de 10 a 20 años y una multa hasta de 50.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Además, si para dichos fines el agente usa medios de comunicación social u otros de divulgación colectiva, la pena se aumentará hasta una cuarta parte. Quien no reintegre los recursos, incurrirá a prisión de 8 a15 años.

La opinión 

“Usualmente, la gente no entiende que cuando se hacen promesas de alto rendimiento se acompañan de riesgos mayores”. - Daniel castellanos, Experto en banca 
"El nacimiento de las pirámides se debe a las restricciones en el acceso a la banca formal para ciertas poblaciones”. - Luis Carlos Guzmán, Director de Economía de la Universidad Central
fuente
La República
compartir
twittear
MÁs NOVEdAdEs
lEER dE EsTE TEMA →

¡Ups!
No tenemos más información
(por ahora)

 IR Al BANCO →

Conéctese con nosotros

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form