"Queremos aprovechar que Banco Sabadell tiene oficina de representación para participar"

No items found.

En Colombia, de España solo queda el Bbva. En esta nación hay bancos locales potentes que dejan poco espacio a los foráneos. Josep Oliu, presidente de Sabadell, cree que hay mercado para otro extranjero.
En Colombia, de España solo queda el Bbva. En esta nación hay bancos locales potentes que dejan poco espacio a los foráneos. Josep Oliu, presidente de Sabadell, cree que hay mercado para otro extranjero.

Pocos sabían del Sabadell hasta que Jaime Gilinski entró con fuerza al tradicional banco español y se convirtió en su mayor accionista individual. Hace unos lustros, cuando los banqueros españoles aterrizaban en Latinoamérica con marca propia y compraban entidades locales para expandirse, hubiera sido impensable que un empresario colombiano adquiriera un porcentaje sustancioso de un banco muy solvente de la Península Ibérica. Su presidente, Josep Oliu, concede la primera entrevista a un medio colombiano.

Banco Sabadell es un gran desconocido en Colombia.  Lo que sí se sabe es que muchos bancos españoles quebraron y otros se tambalearon en los peores años de la crisis. ¿Cómo sobrevivió el Sabadell?

Sabadell encaró la crisis desde una posición de solvencia y buena gestión, lo que le ha permitido ser una de las entidades más activas en el proceso de consolidación que se ha vivido en los últimos siete años en España, contribuyendo con ello a la resolución de la crisis que ha afectado al sector financiero español, especialmente a las cajas de ahorros, que fueron las más afectadas.

La crisis fue para nosotros una oportunidad que supimos aprovechar integrando hasta cinco entidades en territorio español, gracias a un modelo de integración absolutamente contrastado y adaptable y una plataforma tecnológica adecuada y escalable. Así, entre 2010 y 2013 adquirimos Banco Guipuzcoano, Banco CAM (el negocio financiero de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo), el negocio de Banco Mare Nostrum BMN en Cataluña y Aragón (equivalente a la desaparecida Caja de Ahorros del Penedés), Banco Gallego y Lloyds.

Y además, en paralelo, en el mismo periodo, hemos seguido impulsando nuestro negocio internacional con la compra en Estados Unidos (Florida) del Lydian Private Bank y el JGB Bank, tras las adquisiciones que ya se habían materializado en los EE.UU. de Transatlantic Bank, Mellon United National Bank y los negocios de Banca Privada de Bbva y Lloyds en Miami. Este año, adicionalmente, hemos adquirido en el Reino Unido el TSB Bank y hemos puesto en marcha un banco en México. Esta expansión exterior se ha completado con la apertura de nuevas oficinas de representación en República Dominicana y Nueva York y, este mismo año, en Lima y Bogotá.

Sabadell es un banco con 135 años de historia y hoy encabeza el cuarto grupo bancario privado de España. Nuestro volumen de activos supera los 200.000 millones de euros, frente a los 76.000 millones con los que cerramos 2007. Tenemos 4,5 millones de clientes más que hace siete años, 26.000 empleados en todo el mundo y 275.000 accionistas confían en nosotros.

¿Piensa que la banca española puede decir que la crisis quedó atrás o siguen arrastrado el lastre del estallido de la burbuja inmobiliaria y las obras faraónicas de los años del boom? 

Los momentos más duros de la crisis del sector financiero ya han pasado. En Banco Sabadell afrontamos nuestros retos estratégicos futuros con la tranquilidad de que somos un banco robusto y bien capitalizado. Además, la economía española mantiene en estos momentos un importante dinamismo con un crecimiento superior a 3% interanual, ritmos precrisis y superiores a la media de la Zona Euro. En 2016, esta tendencia continuará y favorecerá que sigan mejorando las condiciones en el mercado laboral y se reduzca la aún preocupante tasa de desempleo, y permitirá también la progresiva normalización de la actividad crediticia en el país. En cuanto al sector inmobiliario, empieza a estabilizarse y ya estamos vendiendo a un buen ritmo y dando crédito a nuevas promociones. 

En Colombia, de la Madre patria solo queda el Bbva. En esta nación hay bancos locales potentes que dejan poco espacio a los foráneos. ¿Cree que hay mercado para otro extranjero?

Sí, sin duda, y en especial si su foco es la banca de empresa y la financiación de infraestructuras, como es nuestro caso. Colombia se ha posicionado como una de las principales economías latinoamericanas, duplicando su ingreso per cápita hasta niveles cercanos a la media de la región y con un crecimiento promedio superior a 4% desde comienzos de la pasada década. Ha logrado esta favorable evolución gracias a una mayor estabilidad política, y al refuerzo de su marco económico y financiero con la liberalización del tipo de cambio, medidas macroprudenciales para fortalecer la banca o reglas de responsabilidad fiscal. Así, en 2011 recuperó el grado de inversión que había perdido a finales de los 90. En este contexto, los avances en términos de seguridad, diversificación económica (con la construcción por ejemplo de infraestructuras) y un marco institucional reforzado, el país ofrece un entorno propicio para los negocios y, por tanto, para una mayor bancarización de los distintos sectores económicos.

El nivel de bancarización en Colombia aún es bajo y el tamaño del sector financiero respecto a de la economía también es reducido comparado con otros países.  A esto se suma que la economía disfruta de una tendencia de crecimiento sostenible gracias a la clase media emergente.

La nueva oficina de representación del Sabadell solo puede ofrecer productos de allá y ustedes son los mejores en pymes en España. ¿No traerán  más adelante su experiencia a Colombia?

Ya traemos nuestra experiencia a Colombia a través de la oficina de representación y de la alianza estratégica con GNB Sudameris. El equipo de Banco Sabadell contará con el respaldo de la estructura global y la experiencia de nuestro grupo, que aporta especialización en soluciones financieras para empresas a través de banca corporativa y financiación estructurada, en proyectos de infraestructuras, energía, manufactureo o retail, entre otros sectores, a la vez que financia, asesora y acompaña en actividades de comercio exterior, que es una de nuestras fortalezas. 

¿Qué podemos esperar de su alianza con GNB Sudameris?  ¿Hacia dónde va esa relación?

Se trata de un acuerdo de cooperación comercial de carácter estratégico, que nos permitirá aprovechar las oportunidades mutuas que ofrecen los mercados en los que operamos ambas entidades. Colombia, Perú y Paraguay, donde está presente GNB Sudameris, son mercados con elevado potencial de crecimiento. En Perú, como en Colombia, por ejemplo, queremos aprovechar que Banco Sabadell también tiene  oficina de representación y participar en operaciones con los principales grupos empresariales y en proyectos de infraestructuras y energía.

Muchos empresarios españoles tienen los ojos puestos en Colombia y también colombianos invirtiendo en España, como ocurre con Gilinski que compró el 7%. ¿Allí es por las gangas que encuentran y aquí porque aún hay mucho campo para crecer?

España es un país atractivo para invertir porque está saliendo de la crisis con un crecimiento que supera al de la media de la Zona Euro. El sector inmobiliario vuelve a estar vivo tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y la reestructuración del sistema financiero que durante estos siete años se ha saldado con menos entidades pero más fuertes. Como comentaba, la crisis ha traído oportunidades que en Banco Sabadell hemos sabido aprovechar para hacernos más grandes y con mayor capacidad para abordar proyectos como la compra del británico TSB Bank. En cuanto a Colombia, estamos convencidos de que el país está en una posición favorable para crecer y ampliar la bancarización de todos sus sectores, gracias a un plan de infraestructuras y al refuerzo del marco institucional y jurídico. A finales de 2016, contamos ya con haber invertido unos US$500 millones. 

Los colombianos de a pie se quejan de los intereses y las ganancias de la banca. En términos generales, un crédito hipotecario es de 12%, por tu dinero te dan 3 % y la inflación anual es de 5%. ¿Es mejor negocio ser banquero aquí que al otro lado del Atlántico?

Todos los mercados en los que estamos ofrecen grandes ventajas para nuestro negocio. En Colombia, las rentabilidades y los márgenes son muy altos y, por eso es un país tan atractivo para la banca. En Europa, la gran ventaja es que las estructuras de costes están muy bien dimensionadas y los niveles de eficiencia son muy elevados. 

Economistas colombianos pronostican tiempos difíciles por la caída del petróleo y el déficit fiscal. ¿Cómo se ve esta economía desde Europa?

Colombia ha conseguido posicionar su economía como una de las más dinámicas de Latinoamérica, y eso la sitúa en una favorable posición de partida a la hora de superar retos importantes en la región como los menores precios de las materias primas, el menor crecimiento de China y la normalización de las condiciones monetarias en Estados Unidos. La economía de Colombia se asienta hoy sobre una mayor estabilidad política e institucional y jurídica, y con capacidad para impulsar grandes proyectos y así mantener un crecimiento económico a largo plazo. 

A Colombia le están quitando inversión Perú y México, entre otros, y no por la guerrilla. ¿Qué defectos nos encuentran para preferir otros mercados latinoamericanos?

Banco Sabadell está presente en los tres países que cita, porque consideramos que los tres tienen un gran potencial, y no nos parece excluyente invertir en uno y estar en los demás. En México, estamos poniendo en marcha un banco, después del éxito que hemos conseguido con la Sociedad de Objeto Múltiple que pusimos en marcha en 2014 para financiar proyectos públicos en el país. Y a la vez, hemos inaugurado una oficina de representación en Lima y una en Bogotá, donde también potenciaremos esa cooperación estratégica con GNB Sudameris, que a su vez tiene presencia en Perú. Estamos convencidos de que las tres economías ofrecen potencial.

Los bancos colombianos entraron en la financiación de la primera ola de las autopistas 4G. Necesitarán más bancos para la segunda. ¿Les parece interesante participar?

Nuestra filosofía siempre se basa en estudiar todas las posibles oportunidades, todos los proyectos y su viabilidad. Así hemos trabajado durante los últimos años, y finalmente hemos construido un gran grupo. Como le comentaba, a finales de 2016 contamos con haber invertido US$500 millones en Colombia y estamos abiertos a escuchar todas las propuestas. 

También está el proyecto del metro de Bogotá, que lleva medio siglo en remojo. El Gobierno dice que tiene $9 billones para las obras, ¿les suena el negocio?

Conocemos el proyecto y nos parece interesante, como todos los que el presidente Santos quiere impulsar para mejorar las infraestructuras del país. Son oportunidades que aprovecharemos para participar y financiar a los grupos del país que se interesen en ellos, y así hacer crecer nuestro negocio en el país, tanto a través de nuestra oficina de representación como con la alianza que nos une a GNB Sudameris. 

El euro se disparó justo cuando no exigirán visa y así no hay quien viaje. Aquí dicen que quitaron la visa porque los europeos están en la olla (arruinados) y necesitaban reactivar el turismo y allí, ¿qué razones dan?

Entendemos que la próxima exención de visados acercará y facilitará el flujo de viajeros entre Colombia y España, tanto turistas como empresarios. Esto sólo puede tener connotaciones positivas para los dos países, sus economías y las relaciones.  

Aquí no se entiende bien el lío de Cataluña. Ustedes están en Cataluña y en otras partes de España. ¿Qué supone la incertidumbre para la economía catalana y española?

La incertidumbre no es buena para la economía. En el caso de España, el debate abierto en Cataluña espero que entre en vías de solución una vez celebradas las elecciones generales del 20 de diciembre próximo. A nadie favorece la situación actual. De todas formas, los datos empresariales, en especial los relativos al comercio exterior -cada día con mayor peso dentro de la economía española- como los de demanda interna nos dicen que la incertidumbre política interna no influye y que la recuperación sigue en marcha y es sólida.

Si un día se separaran los catalanes, ¿qué harían ustedes? 

Banco Sabadell, como ha hecho siempre a lo largo de sus más de 130 años de historia, se adaptará al escenario que haya y pondrá en marcha todas las herramientas de que dispone para mantener la seguridad jurídica.

Relación con Jaime Gilinski y con el GNB Sudameris

El día que se celebró la llegada de Sabadell a Colombia, LR habló con el principal accionista individual del Banco y dueño del GNB Sudameris, Jaime Gilinski, quien señaló : “yo creo que Sabadell va a apoyar grandes proyectos de infraestructura, apoyará a las empresas. La oficina de representación va a trabajar con una clientela diversificada y estoy seguro que será un actor adicional para tener un sector financiero más competitivo”. Añadió que en la alianza estratégica con GNB esperan crear un gran banco y apoyar realmente a los clientes. 

La opinión
María Mercedes Cuellar - Presidenta de Felaban

Hay una competencia grande en el sector en la medida en la que se han abierto nuevas entidades. Las tasas y cobros de servicios son competitivos”.

fuente
La República
compartir
twittear
MÁs NOVEdAdEs
lEER dE EsTE TEMA →

¡Ups!
No tenemos más información
(por ahora)

PROdUCTOs

Conéctese con nosotros

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form