Haremos una gestión transparente y de confianza: Dussán

No items found.

En un momento histórico donde el campo que ha sido la pasión de mi vida, debe ser el protagonista de la paz y la reconciliación.
En un momento histórico donde el campo que ha sido la pasión de mi vida, debe ser el protagonista de la paz y la reconciliación.

La vocación  por los asuntos agropecuarios   hace  parte  de su  trayectoria pública, como  ex congresista, ex gerente del  INCORA  y     ex presidente de Finagro.

Hoy desde  la  presidencia del Banco Agrario,  Luis Enrique Dussán López, se  declara  el huilense más comprometido con el  futuro  del campo   y el pos-conflicto.

Bajo esa premisa,  se propone  impulsar políticas  crediticias     que   conviertan al sector  rural en un  polo de  desarrollo, donde la productividad   sea el  eje que contribuya  a afianzar  el  momento  histórico del país.

Dussán López,  explicó en entrevista  con   DIARIO  DEL HUILA,   la misión que   cumplirá  en  Banagrario   como  institución   aliada de  los campesinos  de Colombia.

¿Qué ayuda le va dar el Banco Agrario a los campesinos afectados por el fenómeno del Niño?

Independientemente de la estacionalidad climática, así comode problemas fitosanitarios, de orden público, o por la caída sostenida y significativa de precios de sus productos, el Banco Agrario de Colombia - BAC cuenta con diferentes alternativas de arreglo o normalización de cartera, para apoyar a los productores agropecuarios, acordes a sus necesidades, flujo de caja y condiciones económicas, con lo cual tienen la posibilidad de ponerse al día y no afectar su historial crediticio. El Banco cuenta con varias opciones como: consolidación de pasivos, prórroga de cuota, reestructuración, refinanciación y abonos parciales de las cuotas, mecanismos a los cuales pueden recurrir en cualquier momento en la oficina de la Entidad, en la cual tienen radicado su crédito.

Como acción fundamental para hacerle frente al Fenómeno del Niño, el BAC viene realizando brigadas de cartera por las distintas regiones del país, brindando las alternativas para arreglos de cartera que permitan normalizar su situación. Una de ellas, son los pagos parciales que se dispusieron desde diciembre pasado, con la intención de redistribuir la parte de la cuota que no puedan asumir, lo cual resulta bastante útil para el productor, cuando siente que no alcanza a pagar la totalidad de la cuota.

Así mismo, es importante mencionar que con estas alternativas de arreglo de cartera, el productor tiene la posibilidad de acceder a nuevos créditos para apalancar su actividad productiva. Lo importante es que busque arreglar antes de sus vencimientos.

Precisamente, para facilitar ese proceso, entre agosto y diciembre del año pasado, el Banco Agrario realizó brigadas de normalización de cartera en 446 municipios del país, en las cuales se atendieron cerca de 94.000 clientes, lo que sumado a la gestión adelantada desde las Oficinas, llevó a contabilizar 23.000 operaciones por $297.000 millones.

Entre enero y abril de este año, se realizaron 1.225 brigadas de cartera, a través de las cuales, 16.952 clientes reestructuraron deudas por valor de $21.758 millones.

 

¿Qué  otras  medidas  de alivio se han previsto?

Adicionalmente, para apoyar a los cafeteros afectados por el Fenómeno de El Niño, el Banco incrementó este año el número de brigadas de cartera para darles la posibilidad de realizar acuerdos de pagos parciales, de tal manera que entre enero y abril pasados, 1.695 productores del grano se acogieron a las alternativas de arreglo de cartera -especialmente prórrogas-, por un monto de $14.883 millones.

Finalmente, estamos atentos si el Gobierno Nacional dispone algo nuevo, para lo cual hemos propuesto de la mano de los Gobiernos departamentales, donde los Departamentos del Huila, Tolima y Cesar vienen liderando, mecanismos alternativos que complementen las actuales políticas del BAC y que ayuden a aliviar la situación de los afectados sin que esto incentive cultura de no pago, que al final termina es afectando a los mismos productores a la hora de acceder a nuevos créditos.

 

¿Es cierto que hay   una agencia de abogados  que cobra  el 10 por ciento   por una sola llamada a los  clientes  del  banco,  cuando  son requeridos para el pago de  sus obligaciones?

No es cierto. Los honorarios de abogados se causan únicamente cuando el cliente presenta una elevada altura de mora y después de haber surtido las diferentes etapas de gestión de cartera, donde se ofrecen antes, las distintas alternativas de normalización de sus créditos. Solo cuando no se encuentra respuesta de los clientes es que se procede a instaurar una demanda ejecutiva que puede conllevar a un cobro jurídico.

En el caso de reclamos específicos, quisiera conocer los casos puntuales para atenderlos individualmente y tomar los correctivos de ser necesario.

Mi propósito es que los clientes del Banco nos sientan sus aliados y tengan la confianza de una gestión transparente y orientada a mejorar cada uno de sus procesos para contribuir al progreso del campo.

 

¿Qué políticas de reestructuración a los créditos de campesinos en mora piensa usted implementar? 

Como ya lo expresé anteriormente, el Banco Agrario ofrece alternativas a la medida de las necesidades de nuestros campesinos, para que puedan continuar desarrollando sus proyectos productivos, mantener sus bienes y conservar su patrimonio, así como recomponer el plan de pagos acorde con sus ingresos, dando espacio a que reactiven sus actividades. Es importante precisar que los nuevos plazos, periodos de gracia y tipos de amortización, se acuerdan con el productor y en algunos casos no necesitan documentos adicionales a los que tramitaron al solicitar el crédito.

En tal sentido, es necesario que cada uno de nuestros colaboradores, tanto del nivel nacional como en las oficinas, atiendan las inquietudes de los productores, de tal forma que nos brinden señales para adoptar medidas, que sin poner en riesgo la sostenibilidad del Banco Agrario, podamos ser el aliado financiero más importante de los productores agropecuarios.

Pero en estos temas de cartera vencida considero que hay que ir mucho mas allá, pues no es solamente una adecuada política de reestructuración de cartera morosa, sino una adecuada gestión de riesgos que evite que la cartera se venza, a partir de que al campesino le vaya bien y progrese. Y esta gestión de riesgos no solamente tiene que ver con las adversidades imprevistas producto de problemas climáticos, fitosanitarios, de orden público, o de caídas de precios de los productos, sino desde la originación de créditos con estructuración de buenos proyectos, viables y rentables, en el marco de una política sectorial, como Colombia Siembra, que lleve a producir lo que es, donde es, cuando es, a partir de la vocación del territorio y los mercados, con costos y calidades adecuadas, que incluya buenas semillas, tecnología, asistencia técnica, infraestructura, maquinaria y comercialización garantizada y justa, con esquemas de cadenas que integren de manera equilibrada la producción con la transformación, la comercialización y los servicios de apoyo.

 

¿Con qué  otros mecanismos de mitigación se  cuenta?

Adicionalmente, debo destacar que en Colombia hoy contamos con instrumentos de mitigación de riesgos como el Fondo Agropecuario de Garantías FAG de Finagro, que es como el fiador, especialmente de los pequeños productores; y el Seguro Agropecuario, a través del cual los productores pueden mitigar las consecuencias originadas por fenómenos naturales como déficit y exceso de lluvia, así como inundaciones, avalanchas y heladas. Estos seguros operan a través de las compañías de seguro y cuentan con un incentivo administrado por Finagro, con recursos provenientes del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que va desde el 60 hasta el 80% del valor de la prima o costo del seguro. El Banco Agrario ya esta incursionando y vamos a consolidar este nuevo servicio, que consiste en ligar el crédito con el seguro, disminuyendo la tasa de interés y financiando la parte de la prima que no cubre el incentivo.

 

¿Por qué el ICR   está atado al crédito del banco y no a la productividad del campesino?

El Incentivo a la Capitalización Rural es un apoyo que brinda el Gobierno Nacional, con presupuesto del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, administrado por Finagro, para la modernización y fortalecimiento de las actividades agropecuarias, enfocado a mejorar las condiciones de productividad y competitividad de los campesinos.

Este Incentivo esta atado al crédito como condición que estableció la Ley 101 de 1993 para ser beneficiario; buscando premiar el esfuerzo de quienes optan por invertir en el campo e incentivando los productores a su modernización y competitividad, a través de proyectos que requieran ser apalancados con crédito agropecuario.

Así mismo, es a través de la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario donde se establece el porcentaje de reconocimiento de ICR por tipo de productor y de programa, dependiendo de los objetivos que se trace la política sectorial.

Es importante aclarar que tanto el estudio como el análisis de los créditos, desde el punto de vista técnico y financiero, se realizan sin considerar el incentivo, ya que este es un beneficio que tiene el cliente sobre el proyecto de inversión para mejorar las condiciones. Estos incentivos no son requisitos de crédito para la Entidad.

 

¿Por  qué  los  intereses  de los créditos para el sector agropecuario son más altos en Colombia, cuando en otros países son subsidiados?

No es tan cierto que sean más altos y en Colombia también tenemos tasas subsidiadas.

En general, El Banco Agrario de Colombia, al igual que los demás bancos del País, es vigilado por la Superintendencia Financiera de Colombia y además se rige estrictamente bajo las políticas monetarias determinadas por el Banco de la República, quien establece las tasas de interés de referencia del mercado financiero colombiano, de acuerdo con la situación de la economía del país.

Sin embargo, para el sector agropecuario en Colombia existe un Sistema Nacional de Crédito Agropecuario, establecido en la Ley 16 de 1990, con crédito de fomento, cuya política es garantizar un flujo suficiente de recursos a tasas diferenciadas por tipo de productor, donde las más bajas son para el pequeño productor. El sentido de este sistema es resolver mas un problema de dificultad de acceso al crédito, pues en general la percepción del riesgo es alto en las actividades agropecuarias, lo que llevaba a la banca privada a negar el acceso o cobrar mayores tasas que cubrieran dicho riesgo. El Banco Agrario es un actor fundamental en este Sistema, especialmente para dar acceso a los pequeños productores. Las tasa máximas en este sistema son DTF+7 para pequeños productores y DTF+10 para medianos y grandes.

 

¿Existen otras líneas de crédito más blandas?

Es importante aclarar que en Colombia también existen para el agro líneas especiales de crédito - LEC, con tasas subsidiadas con recursos del Ministerio de Agricultura administrados por Finagro, de acuerdo con la política sectorial agropecuaria. Estas líneas se dirigen fundamentalmente a cultivos de ciclo corto, hortalizas, frutales y otros, tales como: arroz, maíz, frijol, arveja, soya, cebolla, tomate, lechuga, banano, granadilla, maracuyá, cholupa, melón sandía, lulo, mora, plátano, yuca, papa, algodón, tabaco, achira, plantas medicinales, aromáticas y ornamentales, entre otros. Recientemente se adicionaron retención de vientres, renovación por zoca y caña panelera.

Las tasas de interés para estas líeas especiales son: para la política Colombia Siembra del DTF para pequeños, DTF+1 para medianos y DTF+2 para grandes; y por fuera de Colombia Siembra DTF+1 para pequeños y DTF+2 para medianos.

 

¿ Con  qué  acuerdos  vigentes  entre el  banco  y  los campesinos,  recibe  usted la presidencia  de esa  entidad?

Es importante aclarar que los acuerdos de las recientes movilizaciones campesinas logrados entre éstas y el Gobierno Nacional, en cuanto a crédito agropecuario están enfocados especialmente en tratamientos de cartera a través del FONSA; donde el BAC fue el principal ejecutor de la primera etapa relacionada con créditos con el sistema financiero menores a $20 millones, que se llevó a cabo entre septiembre de 2014 y marzo de 2015.

A través de este mecanismo, 64.812 productores clientes del Banco (de un total de 71.604 con obligaciones por $337 mil millones que potencialmente podían acceder al mismo), acudieron a las 3.500 brigadas que realizó la Entidad, para firmar los pagarés de compra de cartera. A través de esta gestión se logró comprar cartera por $303.635 millones.

El mayor compromiso del Banco Agrario es ser el mejor aliado de los productores agropecuarios y rurales al facilitar el financiamiento de sus proyectos productivos. Es mi interés poder profundizar en el conocimiento de sus necesidades, de tal forma que podamos desarrollar productos y servicios que respondan oportunamente a estas demandas. Es necesario aprovechar la tecnología para generar estos cambios y profundizar en cada uno de nuestros colaboradores la cultura del servicio de calidad hacia nuestros clientes.

 

Los   campesinos se quejan  de  que  las  decisiones  que se toman a nivel  nacional en el banco,  no se  adoptan  en  su integridad  en las  regiones ¿ qué está pasando?

Efectivamente la operación del BAC esta muy centralizada y se presentan algunos problemas de unificación de criterios y de comunicación. Estos son retos importantes pues no es fácil mover en la misma dirección una organización que hoy es el Banco de mayor cobertura y presencia en el territorio colombiano, estamos en todos los Municipios del País a través de 749 oficinas y corresponsales bancarios, y contamos con mas de 7500 personas. Pero además tenemos el reto de ser los mas cercanos aliados del campo en este momento histórico del País del posconflicto que esperamos que muy pronto inicie.

Para ello, estamos revisando los procesos, los criterios y los niveles de decisión y responsabilidad. Debemos dinamizar nuestra modernización y actualización tecnológica, así como la política de gestión del talento humano. Y debemos confiar más en las regiones, descentralizar con adecuados controles y desarrollar todos los mecanismos necesarios para lograr una adecuada comunicación entre todas las áreas del Banco.

 

¿Cuánto vale  hoy la cartera  morosa  del sector agropecuario?

El saldo de cartera vencida con destino agropecuario del BAC asciende a $686.317 millones.

Ad-portas del pos-conflicto, hay denuncias de que  algunos  campesinos  han perdido sus predios porque no le han  pagado al banco, lo cual  está   ocasionando su desplazamiento a los  centros urbanos ¿ qué  solución le dará usted a este problema?

Ya lo expresé que el Banco Agrario de Colombia, busca ser el aliado estratégico de la producción agropecuaria y rural del país, al brindar alternativas de financiación de sus proyectos productivos, llegando a regiones donde la banca privada no llega. Nos interesa profundizar esta presencia de tal manera que generemos un impacto positivo durable en el sector rural garantizando la sostenibilidad del Banco.

Nuestra política no está dirigida a quitarles los predios a nuestros campesinos; por el contrario, el objetivo es que ellos progresen y si presentan problemas de cartera vencida, que logren arreglos con la Entidad, tales como los que hemos descrito anteriormente, para evitar este tipo de situaciones.

Es importante comprender que el Banco posee la doble connotación de entidad financiera y estatal, por lo cual es vigilado por la Superintendencia Financiera de Colombia, bajo los mismos parámetros con los que se mide a la banca comercial, pero al mismo tiempo debe cumplir las normas de entidad pública. Pero además debe contribuir al desarrollo de las políticas sectoriales agropecuarias como entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

En tal sentido, debemos propender por lograr la recuperación de los recursos desembolsados a los clientes, pero esta acción de ninguna manera se hace a través de prácticas abusivas, pues desde todo punto de vista estamos obrando legal y contractualmente, siendo de esta manera que se ejerce la acción de cobranza jurídica, la cual se fundamenta en los principios establecidos en el ordenamiento procesal civil colombiano.

De cualquier manera, buscamos mantener una relación fluida con nuestros clientes para asegurar que ante eventualidades de un potencial incumplimiento de sus obligaciones podamos encontrar alternativas de solución, incluso recurriendo al Gobierno Nacional a través de sus instrumentos como el FONSA para que sea posible evitar contratiempos en el cumplimiento crediticio por parte de los clientes.

 

¿Qué pueden esperar los campesinos del Huila de su gestión en el Banco Agrario?

Es preciso agradecer al Señor Presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos y al señor Ministro de Agricultura, doctor Aurelio Iragorri por el voto de confianza que me han dado, como huilense, para dirigir al único banco oficial del país, precisamente orientado al sector agropecuario y rural, en un momento histórico donde el campo, que ha sido la pasión de mi vida, debe ser el protagonista de la paz y la reconciliación; pues no solo es donde esta el mayor atraso y abandono sino donde esta el mayor potencial de riqueza de Colombia.

Además destaco la gran oportunidad para el Huila, al tener un buen número de sus hijos la confianza del Presidente Santos para asumir posiciones de liderazgo, en cabeza de los doctores Luis Guillermo Vélez, Carlos Ramiro Chávarro, Carlos Eduardo Géchem, Carlos Cante y yo.

Los productores agropecuarios del Huila, así como los del resto del país, pueden tener la certeza que asumo este gran reto con toda la responsabilidad, sensibilidad social y pasión, poniendo el conocimiento acumulado de casi 20 años trabajando a favor del campo, pero abierto a aprender y construir colectivamente, de tal manera que sientan que el Banco Agrario es su aliado y amigo que le ayuda a progresar y crecer.

Espero que el BAC pueda contribuir de manera eficaz al desarrollo rural y agropecuario, con instrumentos de financiamiento a la medida de las necesidades de todos los actores de las cadenas productivas, especialmente los pequeños productores, con créditos oportunos, suficientes y acordes con la diversidad de actividades del agro, consolidando su cobertura en la totalidad del País, especialmente en las zonas mas marginadas.

 

¿ Y cómo piensa articular  ese trabajo?

Por supuesto que pondré especial atención a mi Departamento y tendré un termómetro permanente, buscando consolidar el liderazgo del Huila en el BAC y viceversa, así como la mayor sinergia posible con la Gobernación, los Municipios, gremios y las demás entidades relacionadas con el sector, aprovechando especialmente este momento donde varios huilenses tenemos cargos de responsabilidad nacional.

fuente
Jorge Parga Vanegas | Diario del Huila
compartir
twittear
MÁs NOVEdAdEs
lEER dE EsTE TEMA →

¡Ups!
No tenemos más información
(por ahora)

 IR Al BANCO →

¡Ups!
No tenemos más información
(por ahora)

PROdUCTOs

Conéctese con nosotros

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form