¿Cómo va la inclusión financiera en Colombia?

No items found.

El 72% de los colombianos cuenta con un producto bancario, de estos el 44% son cuentas de ahorro.
El 72% de los colombianos cuenta con un producto bancario, de estos el 44% son cuentas de ahorro.

Celebro las disposiciones que el Gobierno, en conjunto con la Asobancaria, ha implementado para aumentar el acceso de la población a productos y servicios financieros, y promover el buen uso de éstos.

Las cifras, pese a que son positivas, también evidencian que aún hay un camino largo por recorrer y una oportunidad potencial para reducir la pobreza, fortalecer la capacidad productiva y generar mayores niveles de crecimiento y desarrollo económico.

Según la Asobancaria, en junio de 2014 el 72% de los adultos contaban con un producto financiero, de los cuales el 44% eran cuentas de ahorro. Las transacciones electrónicas registraron un crecimiento del 73% entre 2010 y 2014. Por su parte, el crédito también sigue una buena dinámica con una tasa de crecimiento real anual del 11.7% (en 2014 el 33% de los colombianos contaban con un crédito, mientras que en el año 2010 sólo era el 25%), resaltando el microcrédito con crecimiento anual del 18%. El comportamiento del indicador de profundización financiera (relación entre el valor de la cartera y el PIB) también es muy positivo, al pasar de 17% en 2010 a 41% en 2015. Sin embargo, al comparar estos números con los estándares internacionales, es claro que aún podemos mejorar hasta llegar a niveles similares como los de Chile (79%) y Brasil (69%).

Es evidente que tanto el Gobierno como la Asobancaria han venido trabajando intensamente para fomentar la inclusión financiera en el país. Se ha construido, poco a poco, un esquema institucional en el que participan la Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera, Dirección de Inclusión Financiera de Asobancaria, Comisión Intersectorial para la Inclusión Financiera y Comisión Intersectorial de Educación Financiera, entre otros. Así mismo, el Gobierno estableció como metas dentro del Plan de Desarrollo el año pasado, llegar al 84% de la población adulta con uso de un producto financiero y la creación de cinco Sociedades Especializadas en Pagos y Depósitos Electrónicos, además de las cuentas maestras para el manejo de los recursos del sistema general de participaciones en las entidades territoriales.

Adicionalmente, se han generado productos simplificados tales como cuentas de ahorros electrónicas, cuentas de ahorro de trámite simplificado, depósitos electrónicos, e instrumentos y medidas como la flexibilización de las tasas de interés para aumentar el microcrédito, los Créditos de Consumo de Bajo Monto y programa Banco Mundo Mujer, entre otros.

Aplaudo estas medidas que buscan el mayor acceso de la población a los productos y servicios financieros sin incrementar su riesgo de inestabilidad económica, ni afectar su calidad de vida.

Elogió, además, la creación de nuevos productos que fomenten el desarrollo del sector agrícola, el cual no solo contribuye al crecimiento y desarrollo económico del país, sino también subvenciona el problema de escasez de alimentos que vivimos a nivel mundial.

Es indiscutible que la industria requiere un fuerte apalancamiento para la amplificación del aparato productivo. De esta manera, el fomento del crédito es indispensable pero debe ir acompañado de una gestión del riesgo eficaz.

fuente
Ana María Olaya / El Tiempo
compartir
twittear
MÁs NOVEdAdEs
lEER dE EsTE TEMA →

¡Ups!
No tenemos más información
(por ahora)

 IR Al BANCO →

¡Ups!
No tenemos más información
(por ahora)

PROdUCTOs

Conéctese con nosotros

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form